Link
Inmigración y Literatura

Stefano
Novela breve.

En castellano
Sudamericana joven, Buenos Aires, 1997
Sudamericana. Las pluma del gato, Buenos Aires, 2004

Babel libros.  Bogotá, 2008

SM. Gran Angular. Madrid, en prensa.

En gallego
Stefano. Galaxia Editorial, Vigo, 2009.

En alemán
Stefano weite Reise. Atlantis Verlag.
Swizerland, 2002.

 

White Ravens 1998. Internationale Jugendbibliothek.
Mención Especial White Ravens. Munich. Alemania. Ver link

Destacados. ALIJA, Asociación de Literatura Infantil y Juvenil Argentina, 1999

Mejor libro. Comité de redacción del "Bulletin Jugendliteratur & Medien", revista mensual alemana de literatura y otros medios para jóvenes. Enero 2004.

Finalista por Argentina Editora Mariana Vera. International Young Publisher of the Year Award. Londres 2005

Finalista Premio Edición Santillana y Universidad de Salamanca. Master de Edición. Madrid, 2006.


Mejores libros para niños y jóvenes de 2010. Banco del libro. Caracas. Ver Link

 


Fragmento

Los dormitorios de las mujeres están a la izquierda, pasando los patios. Por la tarde, después de comer y limpiar, después de averiguar en la Oficina de Trabajo el modo de conseguir algo, los hombres se encuentran con sus mujeres. Un momento nomás, para contarles si han conseguido algo. Después se entretienen jugando a la mura, a los dados o a las bochas.

Algunos, como Pino y Stefano, prefieren escuchar a Geppo, a Beppe, a Severino, que han venido desde Nápoles a buscar trabajo en los talleres de algún diario. Ellas esperan bajo las galerías: las que tienen niños en los brazos, la que saca la teta y la coloca en la boca del hijo, la vieja que se ha quitado los botines, una niña que parece un muchachito y acompaña a su madre que está a punto de parir. De toda esa gente venida de lejos, le quedan a Stefano algunos nombres, el recuerdo de un gesto, el dibujo que hace en la cara una nariz.

Algunas mujeres que parecen haber llegado solas, buscan en los hombres un poco de dinero. Una que tiene la cara huesuda y la boca grande insiste, hasta que Pino dice que no tienen una lira; entonces ella deja de ofrecerse, hace una sonrisa un poco triste y promete, fregándose la mano entre las piernas:

- Otro día te presto esta cosita.

Cuando el sol baja, Pino y Stefano salen a caminar por la ribera, hasta el muelle de los pescadores. Es la hora en que el organito pasa: lo arrastra un viejo de barba y gorra marinera que lleva un loro montado sobre el hombro.

A veces, junto a las barcazas, se detienen a oir el mandolín que suena en una rueda y las canciones que cantan los hombres de mar. Pero no sólo hay italianos en el puerto. Ya el segundo día se han hecho, ni saben cómo, amigos de unos gallegos que limpian pescado junto a la costa y van por la mañana a verlos, ayudan un poco, y regresan, los tres días siguientes, con algunas monedas.

La mujer que tiene la boca grande habrá leído lo que dicen sus ojos para dejarse tocar así, como ahora se deja, a cambio de nada. Stefano ha sentido menos miedo en medio del mar que frente a esta mujer que lo ahoga.

Qué te pasa?, pregunta ella y él la mira.
Es la primera vez?, pregunta ella, y él dice que sí con la cabeza.
Dejame a mí, dice ella, y le toma las manos y se las lleva bajo la falda.
Dejame a mí, repite, y él se abandona, empuñado por ella, la de la boca grande, la que no tiene nombre.
La niña que parece un muchachito y su madre, esperan a unos primos que viven en Paraná; el que se llama Beppe se fue a Tucumán, a trabajar como linotipista; Geppo y Severino han conseguido emplearse en un diario de Buenos Aires, y la mujer de la cara huesuda, viajó ayer no saben hacia dónde.

Pino y Stefano se marchan hoy y ya llegaron otros a ocupar su sitio. En la Oficina de Trabajo les han arreglado el viaje hasta Montenievas. El viaje en tren es una de las regalías que el país da a los que se ajustan a la Ley de Residencia. Y la misma oficina ordenó un telegrama a Vittorio Pretti, de Montenievas, avisando de la llegada del sobrino y su amigo.

Dejan atrás el Hotel de Inmigrantes, el mar, el ajetreo del puerto. Van a la estación Retiro y desde ahí, en un tren, hasta La Pampa. No llevan equipaje, no tienen nada.

Pino dice:

- Es como si fuéramos recién nacidos.
- En cambio yo - dice Stefano-, creo que ya lo hemos vivido todo.



Se dijo sobre esta obra

Las huellas del pasado se actualizan en imágenes nítidas, operan en la identidad presente y se ramifican hacia el futuro en el mismo gesto de la reconstrucción. La economía del relato construye el recuerdo en diálogos lacónicos, descripciones concisas sintetizadas en detalles expresivos y situaciones que se resumen en la alegoría existencial de viaje y en la captación de gestos así fotográficos de profunda sugestión poética.
Ana Beatriz Ammann. La Voz del Interior, 23 de octubre de 1997

Altre volte, come racconta María Teresa Andruetto in Stefano, le ragazze partivano alla volta dell’Argentina per ricongiungersi con un fidanzato che quasi non ricordavano più: “Gina andava a sposarsi in Argentina: a Rosario l’aspetta il fidanzato, così ha detto, anche se Stefano durante la notte l’aveva vista rispondere con malizia allo sguardo dell’uomo dall’abito marezzato”. Il viaggio in nave verso Buenos aires era spesso teatro di malesseri e paura.
Silvia Favaretto (Universidad de Venecia, Italia)

Stefano es para mí sin ninguna duda, uno de estos libros transformacionales. Y es por eso que me parece un libro también necesario. La inmigración es un tema central en nuestra sociedad hoy en día. Se podría afirmar que es un tema fundamental en el mundo pero mirado desde la sociedad española actual, es una de las cuestiones más importantes. Aquí, donde todavía las generaciones de inmigrantes son pocas como para estar generando su propia literatura. Aquí, donde parece que se nos ha olvidado que, no hace tanto tiempo, nosotros mismos emigrábamos a otros países y la realidad de los que ahora llegan a nuestros aeropuertos y costas era la de muchos que se marchaban de este país. Ahora que muchos parecen haberse olvidado de esos momentos y creen que Europa es un paraíso donde todos quieren vivir, no está demás recordar novelas como esta que nos hablan de nuestro pasado migratorio. Y por todo eso, sería muy interesante que esta novela pudiera editarse también en España.
Estrella Escrina Marti

Stefano narra la historia de un adolescente que emigra de Italia a la Argentina después de la Primera Guerra, allá por los años treinta.
¿Cómo definir “adolescencia” en la actualidad?
En las últimas décadas se han modificado las fronteras de edad como resultado de cambios culturales y tecnológico-mediáticos. Acerca del término “adolescente” existen controversias y desacuerdos entre psicólogos, sociólogos, endocrinólogos y neurólogos. Además, la cultura juvenil pasó a tener más y más presencia como sujeto de consumo.
Diana Alicia Schcolnicov. Núcleos problemáticos en el proceso de construcción del discurso. Seminario de Literatura para niños y jóvenes

 

Links
http://portal.educ.ar/debates/protagonistas/arte-cultura/maria-teresa-andruetto-recibe.php

VOLVER